Crea un ambiente laboral saludable

¿Cómo lograr un buen ambiente de trabajo?

¿Has tenido algún trabajo en el cual sientes que creces, estás motivado y eres parte de algo especial? ¿O tu realidad es que tu trabajo es un castigo emocional para ti, porque te rodea un ambiente lleno de críticas, amenazas y explotación? Aunque ambas sensaciones son reales y están presentes en las condiciones habituales que suele tener un ambiente de trabajo actualmente, la segunda es, desafortunadamente, la más común en nuestro país.

La falta de una cultura organizacional que atraiga empleados (en lugar de repelerlos con gritos, críticas, explotación y temor), hace que sea muy difícil despertar un sentido de pertenencia y aún más, lograr con las condiciones ideales para cualquier trabajador. Pensando en cambiar eso, aquí vamos a presentar cinco conductas que tu empresa puede adaptar para tener un gran ambiente de trabajo:
  1. Respeta a tus empleados: A veces los objetivos no salen, pero estás tratando con personas como tú. Una cultura organizacional que lleve a un ambiente de trabajo agradable, estableciendo armonía, tolerancia y por ende, convivencia.
  2. No compitas, coopera. No se trata de tu ego o posición: Cuando todos quieren sobresalir y mostrarse, dejando atrás a sus compañeros, llegan las malas prácticas empresariales, las falencias comunicacionales y los errores en los procesos de cultura organizacional. Un ambiente de trabajo agradable se da cuando hay un objetivo común y se resalta el trabajo en equipo y la cooperación.
  3. Sin embargo, fomenta la autonomía: Esta ilustración deportiva dice mucho: No todo el Barcelona gira en torno a Messi. Cada jugador tiene sus funciones determinadas, las cuales hacen que haya sinergía. Sin arquero no hay nada que hacer, así el 10 juegue como nunca. Cada trabajador cuenta con autonomía para realizar su trabajo de manera efectiva, entonces se les debe otorgar la libertad de realizar lo que deseen con tal de que su trabajo esté al día. Así se fomentará un ambiente de trabajo saludable y sin restricciones.

    Si el ambiente de trabajo de tu empresa permite que los empleados sientan confianza para innovar, proponer y ejecutar sin que nadie les ate las manos, diciéndoles cómo hacer las cosas que llevan haciendo bien por años, ellos experimentarán sentido de pertenencia, puesto que sentirán que lo que piensan importa y por ende tienen relevancia.
  4. Dale aire a tus trabajadores: Si bien un empleado invierte la mayoría de su tiempo en tu oficina, ese no es el único aspecto de su vida. No lo hagas salir tarde, ni trabajar en fines de semana. Mejora tu ambiente de trabajo brindando opciones de cultura organizacional sana como lo son horarios flexibles, días libres, para trabajar con mascotas o para hacerlo desde casa. También, servicios de guardería, créditos para educación o ventajas similares.
  5. Muestra empatía, no seas un ogro: No necesitas ser amigo de todos tus compañeros o empleados para mantener un ambiente de trabajo agradable o una cultura empresarial sana. Tampoco necesitas saber todo lo que pasa en la vida de cada uno. Pero muestra interés por ellos, no los trates como a objetos. Recuerda que todos necesitamos del otro.
Si estos puntos te hicieron reflexionar y has entendido que el ambiente de trabajo de tu empresa puede mejorar, para crear así una cultura organizacional más sana, te invitamos a conocer ahora mismo nuestros Ejes temáticos de Cultura Organizacional. Así, el Cielo será el límite para lo que podrás lograr con tu organización.

Comparte en tus redes
0
0
0
Comparte en tus redes
Contáctanos

Contáctanos

X
Contáctenos para evaluar y diseñar la mejor experiencia que su empresa y colaboradores necesitan.